lunes, 19 de marzo de 2012

Aparato circulatorio

Aparato circulatorio

El aparato circulatorio se encarga de transportar los nutrientes absorbidos en el tubo digestivo y el oxígeno, y de recoger los productos de desecho para su posterior expulsión.
El sistema circulatorio está formado por la sangre, los vasos sanguíneos y el corazón.

Sangre
Es un líquido de color rojo que circula por los vasos sanguíneos. Funciones:
-         Transporta nutrientes
-         Recoge productos de desecho
-         Labor defensiva, se encuentran las células del sistema inmunológico.
-         Transporte de hormonas
-         Regulación de la temperatura corporal.

Componentes sanguíneos
La sangre está compuesta de un tejido de células y el plasma.
-         El plasma: matriz intercelular líquido en el que se encuentran disueltas proteínas, azúcares, sales minerales, lípidos y sustancias de desecho.
-         Células sanguíneas: tres tipos:
o       Glóbulos rojos o eritrocitos:  más numerosas. Contienen hemoglobina, a la que se unen el CO2 y O2 para su transporte.
o       Glóbulos blancos o leucocitos: encargados de la defensa del organismo.
o       Plaquetas: encargadas de la coagulación sanguínea.


Vasos sanguíneos
Son los conductos por los que circula la sangre. Tres tipos:
-         Arterias: conductos por los que circula la sangre que sale del corazón hacia todos los órganos. Se ramifican en arteriolas.
-         Capilares sanguíneos: son las ramificaciones de las arteriolas. Presentan unas paredes finísimas que permiten el intercambio de sustancias entre las células y la sangre.
-         Venas: los capilares se van juntando en vasos más grandes, vénulas, y posteriormente en las venas que devuelven la sangre al corazón.


Corazón
Es un órgano musculoso que se encuentra en la cavidad torácica. 
Está formado por el miocardio, tejido muscular o membrana que recubre internamente sus cavidades, y el pericardio, envoltura externa.
El corazón esta dividido en dos partes independientes: la derecha y la izquierda. Cada una formada por dos cavidades:
-         Aurícula: cavidad superior más pequeña por las que llega la sangre al corazón.
-         Ventrículo: cavidad inferior más grande que bombean la sangre hacia el exterior.
La aurícula derecha se comunica con el ventrículo derecho a través de la tricúspide y la izquierda con la izquierda a través de la válvula mitral. La tricúspide y la válvula mitral se conocen como válvulas sigmoideas.

El latido cardíaco
En la labor de bombeo que realiza el corazón se distinguen tres pasos:
-         Diástole: tras una contracción entra sangre a la aurícula derecha a través de las venas cavas y a la izquierda a través de las venas pulmonares.
-         Sístole auricular: las aurículas se contraen y pasa la sangre a los ventrículos.
-         Sístole ventricular: los ventrículos llenos de sangre se contraen. Las válvulas sigmoideas impiden el retroceso de la sangre a las aurículas. Por lo que la sangre del ventrículo derecha sale por la arteria pulmonar y en el ventrículo derecho por la arteria aorta.

Circulación sanguínea
Nuestra circulación sanguínea es doble ya que tenemos dos circuitos:
Circuito pulmonar o menor
La sangre que sale del ventrículo derecho se dirige a los pulmones por la arteria pulmonar. Allí realiza el intercambio gaseoso en los alvéolos y vuelve, ya oxigenada, a la aurícula izquierda por las venas pulmonares.
Circuito general, sistemático o mayor
Sale la sangre del ventrículo izquierdo por la arteria aorta. Se va ramificando hasta los capilares sanguíneos, donde las células captan oxígeno y nutrientes y eliminan sustancias de desecho. Luego vuelve la sangre por las venas hasta la aurícula derecha por la vena cava.

Sistema linfático
El sistema linfático se encarga de  recoger la linfa, líquido que durante el intercambio de sustancias entre las células y capilares no es absorbido por ninguno de los dos. Se incorporan a los vasos linfáticos la grasa absorbida en el intestino delgado que se incorpora a la sangre. Por último se filtra la linfa y se activan linfocitos B y T, células del sistema inmunológico.

Enfermedades
-         Asteriosclerosis: endurecimiento y engrosamiento de las paredes arteriales. Impide la correcta circulación.
-         Trombosis: formación de un coágulo en el interior de un vaso. Impide el aporte normal de sangre a la zona afectada.
-         Infarto de miocardio: muerte de células de músculo cardíaco por no haber recibido aporte sanguíneo suficiente debido a un coágulo.
-         Angina de pecho: dolor en el tórax por aporte deficiente al músculo cardíaco por  obstrucción de los vasos que aportan sangre al corazón.
-         Hipertensión: tensión alta.
-         Varices: dilataciones de las venas. Producidas porque a la sangre le cuesta circular hacia el corazón y se estanca.