sábado, 20 de diciembre de 2014

Literatura primera mitad siglo XIX - El romanticismo: Prosa, poesía y teatro

Contexto histórico

1808-1814 Guerra de la independencia contra la invasión de ejércitos napoleónicos. Se inicia un enfrentamiento ideológico que divide a los españoles en dos grupos: partidarios de una monarquía fuerte frente a los liberales y defensores de la constitución.
1812 Constitución en Cádiz que es apoyada por artistas liberales como Jovellanos y Moratín. Fernando VII no la aprueba y persigue a los defensores.
1820-1823. Trienio liberal. Liberales españoles obligan al rey a seguir la constitución de Cádiz.
1823 Hay un golpe de Estado y Fernando VII se vuelve más represivo que antes.
1833 Muere Fernando VII sin hijos varones. Hay una guerra civil entre Isabel II y los Carlistas, antiliberales y contrarrevolucionarios.
1844 Se publica la que se considera última obra del romanticismo, Don Juan Tenorio.

Romanticismo

Empieza en España con la llegada de exiliados provenientes de Europa después de la muerte de Fernando VII en 1833.
Interés por otras culturas como los árabes de oriente y la medieval.
Hay una lucha en el plano cultural entre los artistas, creativos y generosos, y la burguesía, sin arte y mucho dinero. Se acentúa el mesianismo, movimiento por el que el poeta se siente un ser privilegiado cuya sería revelar a los demás mortales una verdad.
Al final del romanticismo se revitaliza los movimientos nacionalistas como el catalán (A la Pàtria) y valenciano con artistas como Wenceslao.

Poesía romántica

La poesía romántica tiene sus raíces en la poesía ilustrada del siglo anterior en las vertientes neoclásica y sobretodo prerromántica.
El tema característico de la poesía es el desengaño. Temas importantes: amor apasionado e imposible de alcanzar, muerte, y motivos religiosos, políticos y sociales.

Espronceda

Fue el poeta más importante de la primera mitad del siglo XIX.
En 1835 publica La canción del pirata en la revista El Artista. Es una poesía liberal donde el pirata es un ejemplo de una persona viviendo al margen y despreciando los bienes materiales.
En 1840 publica A Jarifa, en una orgía, obra en la que se dirige a una prostituta y se queja de un mundo por debajo de sus expectativas de un mundo ideal.

Poesía Becqueriana y Bécquer

Es una poesía postromántica.
Está basada en poesía popular andaluza y en poesía alemana de autores como H. Heine de la que adoptan los paisajes melancólicos y el amor libre y dolido. Su mejor representante español es Bécquer.
Bécquer publicó poca poesía. Escribió leyendas y rimas en revistas como El Contemporáneo. Tuvo muchas complicaciones para publicar de forma particular. En 1868 pierde su obra durante la revolución y la expulsión de Isabel II ya que la tenía su ministro. Está separado de su mujer y se marcha a vivir a Toledo con su hermano que también está separado. Allí, vuelve a escribir sus poemas de memoria en El libro de los gorriones que no se difunde hasta 1914. En 1870 muere y en 1871 gente cercana a él publica una edición de su obra poética titulada Obras en dos tomos ordenadas las poesías por temas:
-          Rimas 1-9. Hablan de la poesía en sí con un carácter místico. Presenta la poesía como un arte total, algo íntimo, donde encuentra toda la inspiración y razón. Se define como seguidor del mesianismo.
-          Rimas 10-29. Tratan sobre el amor. Define el amor como algo interior y oculto. La amada aparece como un ser de atractiva belleza y de altas virtudes espirituales.
-          Rimas 30-51. Fracaso del amor. Presenta un amor desgarrado.
-          Rimas 52-89. Hablan sobre el poeta como persona, presentándola como un visionario que vive en un mundo hostil y solitario.

Rosalía de Castro

Rosalía de Castro escribió en castellano y en gallego. Desempeñó un papel importante en el renacimiento del gallego y su cultura. Al principio se vio influenciada por Espronceda en obras como La flor.
En 1885 publicó su obra más importante En las orillas del Sar, obra que trata una sentimentalidad íntima y religiosa, el abandono, la melancolía, la soledad, el dolor y el alejamiento de la realidad. Esta obra sigue el modelo becqueriano y supone el paso a la lírica moderna.

La prosa romántica – José de Larra

Durante la primera mitad del siglo XIX el periodismo es el género más desarrollado. Se inició un género de gran éxito, la novela histórica. Las obras solían ser de tipo costumbrista que trata de reflejar los personajes populares con un carácter conservador y didáctico.
El autor más importante fue José de Larra. Defendió una visión liberal. Frente al costumbrismo anterior, Larra usa uno mucho más crítico y desgarrador. En sus primeros años escribe artículos de costumbres con actitud crítica e irónica opinando sobre los toros, las fiestas, los funcionarios o la policía. También escribió reseñas de obras teatrales. En sus últimos años escribió artículos políticos donde se ve un Larra desesperado y cansado de combatir con sus ideas liberales. En 1836 publica El día de los difuntos, artículo en el que repasa la historia contemporánea criticando la represión basándose en la arquitectura madrileña que refleja un cementerio donde sus edificios son tumbas de un aspecto de avance de la sociedad. Finalmente decide huir en busca de la esperanza que la encuentra en su corazón. Es una obra próxima a su suicido.

Teatro romántico

El teatro romántico se introduce de forma tardía en España por la supervivencia del neoclásico. Se inicia con el regreso de autores exiliados en Gran Bretaña como el Duque de Rivas y Martínez de la Rosa con La conjuración de Viena, 1834. Es un teatro romántico basado en autores como Moliere, y su gran producción de comedias y Mozart, con Don Juan. Hay que destacar a José Zorrilla con su obra Don Juan Tenorio.

En el teatro romántico se rompen las tres unidades de Aristóteles. El uso del verso y de la prosa está mezclado. El tema más recurrente es el del destino y el amor, ambos con final trágico. Los personajes tipo suelen ser personajes misteriosos, malditos, satánicos… Los ambientes suelen ser lúgubres y folclóricos.